Bodas al aire libre en Toledo

Hoy os traemos algunas ideas originales para la decoración de bodas al aire libre en Toledo. Descubre qué estilos te gustan más y decídete por uno para ese día tan especial.

Muchas parejas deciden celebrar bodas al aire libre en Toledo. Para su máximo disfrute los meses de primavera, verano y principios de otoño son los mejores, ya que el buen tiempo permitirá poder hacer uso de todos sus espacios. El Cigarral del Ángel es un entorno único y espectacular para hacer partícipe a la naturaleza de vuestra ceremonia.

Por ejemplo, una idea que os puede inspirar es la de una decoración campestre para vuestra boda. Si eliges un espacio rodeado de naturaleza nada mejor que esta opción. La clave esta en crear ambientes con estilo campestre pero también naturales. Escoge el mobiliario de mimbre o muebles antiguos de madera. Aprovecha la naturaleza para servirte de montar un photocall, puedes usar las ramas de un árbol empleando cintas, o globos.

Para las flores, nuestra apuesta es que escojas aquellas que den un toque silvestre, como lavanda, margaritas, romero, espigas, olivo… puedes colocarlas en cajas de madera, frascos de cristal o regaderas para los centros de mesa o bien en cesta de mimbre para adornar las mesas o bancos de la ceremonia civil.

bodas al aire libre en Toledo
Imagen: Cigarral del Ángel

Nuestra segunda propuesta es una boda al aire libre estilo romántico. Para esta idea la clave reside en las flores y las velas. Estos dos elementos conformaran el centro de toda la decoración. Puedes pedir a tus invitados que os envuelvan en una lluvia de pétalos de rosas en ved de usar el clásico arroz.

Las velas deben estar colocadas por todo el espacio, bien en el interior de frascos de cristal, en farolillos, candelabros o sobre botellas. Una idea muy espectacular es colgar los frasquitos con las velas en su interior de las ramas de un árbol.

Por último, podéis colocar un arco de forja con flores para enmarcar el altar o templete de vuestro enlace, o bien una estructura de madera, con escaleras antiguas o ramas de árboles y vestirla con telas o cintas blancas.